FENTA PERÚ

Autor/a: Richard Navarrete

Esas son algunas palabras de burócratas acostumbrados a la peliculina que hoy en día dirigen todos los deportes a nivel nacional en cómodas oficinas, con carro de lujo, chofer, personal de apoyo y asesores; combustible de por medio para el auto de marca y encima gastos de representación.

Por otro lado y con responsabilidad, un Ministro de Educación que habla de la descentralización de la educación y sobre temas deportivos su representante no le cuenta la verdad.

Hace unos días palacio de gobierno se reunía con deportistas y los felicitaba. Creemos que en Palacio no están enterados de lo qué pasa con los deportistas y muchas federaciones por el abandono de la institución que maneja el deporte en el Peru.

Al parecer hay personas que alistan maletas para las olimpiadas de Tokio 2020 y solo se preocupan por tratar de adelgazar, brindar unas palabras forradas de cebo a los medios tratando de quedarse en casa para no contagiarse de COVID 19, olvidándose de todo y así poder subir al avión que los llevará al país del sol naciente a cuerpo de Rey.

Es inconcebible que nuestro deporte bandera en el Perú, donde han clasificado 4 deportistas de 4 cupos, hasta ahora su Federacion Deportiva Nacional no tenga un centavo del dinero que el Estado Peruano otorga como subvención para que pueda desarrollar el deporte a nivel nacional para la realización de eventos, campeonatos, viajes de sus deportistas a mundiales así como organizar a los más pequeños para el futuro.

Estamos Julio 2021 y no hay sueldo para los entrenadores que lo están haciendo gratis hasta el momento; falta el pago al personal administrativo; falta el pago a los jueces que participaron en los pre selectivos para el mundial ISA de El Salvador donde justamente se logró la clasificación de 4 tablistas a Tokio 2020; falta el pago para los equipos de sonido y de juzgamiento que se utilizaron en marzo para los pre selectivos del mundial de El Salvador 2021. Es decir falta todo. Hasta papel y lapicero.


Pero ¿Qué dice el IPD?


Anoten esto señores y señoras. El Instituto Peruano del Deporte, según tenemos conocimiento, no traslada los fondos a la federacion que lleva el deporte bandera en el Peru porque el anterior presidente de la Federacion de Tabla, Alberto Figari Mendizabal representante del Club Waikiki, ha metido en una deuda de 60,000.00 soles aproximadamente a la FENTA por no haber hecho bien las cosas en su gestión. Eso sin considerar que por su culpa se tuvo que devolver más de 500,000 soles por mala gestión administrativa.

Es decir, por culpa de la mala gestión de “Beto” Figari, actualmente la FENTA no puede realizar sus actividades con normalidad. La herencia de Figari es nefasta para el deporte de la tabla en el Perú por lo que está aconteciendo y fue ocultada.

Además, es inconcebible que Figari, ahora ninguneado por quienes lo llevaron y pusieron de presidente de la Federacion en anterior oportunidad, haya comprado un gimnasio con dinero del estado peruano cuando era presidente de la FENTA y tenía casi 300% más de presupuesto que la actual directiva, y ahora ese gimnasio se encuentre en la intemperie del club Waikiki, malográndose y sin uso de nuestros deportistas.

Estos datos fueron investigados y proporcionados por el entrenador de longboard, Oswaldo Vélez, quien propuso solicitar las máquinas del gimnasio para llevarlas a otro lugar y cumplan su papel en servicio de los chicos y chicas de la pre selección nacional de todas las categorías.

Además, dicen que el IPD obliga a la FENTA a asumir la deuda de Figari y no va a soltar ni un sol hasta que la Federación deposite más de 7,000 soles al instante, y firma un compromiso de pago a favor del IPD por casi 53,000 soles.

Manifiestan los voceros del IPD que las normas burocráticas les obligan a esa cobranza sino no sueltan prenda. En otras palabras, no les interesa el deporte y menos los deportistas, solo les interesa la foto y su viaje para más fotos.

Y antes que nos olvidemos, antes de tomarse una foto en Tokio, deben saber que de repente no son fotogénicos.

Esta es la carta notarial emitida por la FENTA: 

 

 

Social